No cometas estos errores al hacer cuadros de mando

Los 10 NO cuando diseñas un cuadro de mandos con Tableau

La experiencia nos enseña a evitar caer en los mismo errores una y otra vez, o al menos a intentarlo. Con el tiempo, cuando ya has diseñado tantos cuadros de mando para tantos fines diferentes que has perdido la cuenta, vas descubriendo piedras con las que te tropiezas y que trataré de recoger a continuación en forma de los “NO” cuando planteas el diseño de un cuadro de mandos.

1 No tengas más de un interlocutor

Si al iniciar un desarrollo te encuentras sentado con un grupo de personas alrededor, cada uno con su libreta y necesidades, sal corriendo de ahí. De lo contrario te esperan meses y meses por delante de desarrollo interminable y con ganas de perderte en un bosque. Trata con una persona, que sea la que defina las necesidades del desarrollo.

te vas a suicidar

2 No hagas mucho caso a los requisitos

Aunque las especificaciones indiquen “un gráfico de barras por mes, un gráfico de tarta por país, un gráfico de barras apiladas por categoría, etc.” no están escritas en piedra. Analiza los datos y los problemas para determinar que tipo de visualización puede ayudar a entender los datos, incluso puedes ofrecer ambas visualizaciones para enseñar la diferencia y su utilidad.

3 No diseñes contra tablas dinámicas de Excel

Excel está muy bien, pero usarlo como fuente de datos para un proyecto serio no es lo más recomendable. Si te ofrecen varios Excel con tablas dinámicas, con cientos de relaciones, etc. solicita acceder a los datos originales para diseñar el cuadro de mandos. Con Tableau puedes ofrecer un mejor entendimiento de los datos al tiempo que automatizas la extracción de los datos.

4 No repliques archivos de Excel

Es habitual encontrar usuarios que te piden cambiar su cuadro de mandos hecho con Excel por uno hecho en Tableau y algunos te pedirán replicarlo tal cual. No aceptes porque no vas a conseguirlo y te vas a volver loco, tienes la oportunidad de explorar los datos y ofrecer unas visualizaciones que ayuden a ver y entender los datos como no había hecho nunca ese usuario.

5 No te hagas el interesante con visualizaciones fantasiosas

Tienes diseñar de forma práctica y sencilla. Si apuestas por configuraciones complejas de color, interacciones extrañas, gráficos que cuesta interpretar y otros tantos trucos vas por el mal camino. Además, dentro de un tiempo no sabrás exactamente que hiciste en ese cuadro de mandos.

6 No te pases con los filtros

No trates de utilizar todos los parámetros del universo y campos posibles como filtros porque te vas a cargar el rendimiento. Sintetiza qué quieres.

No te pases con los filtros

7 No desaproveches los títulos

Si tienes las ventas en un gráfico de barras por mes no titules simplemente “Ventas”, aprovecha para indicar qué se está mostrando “Ventas por mes” o incluso darle un contexto más humano “¿Como han sido las ventas cada mes?”

8 No puedes resolver el misterio de la vida con una visualización

En una visualización no puedes responder a muchos problemas a la vez, así que no trates de resolver el misterio de la vida, no vas a poder. Un gráfico de doble eje, con diferente tipos de representación, utilizando el color y el tamaño a la vez puede ser muy molón pero que nadie va a poder interpretarlo y solo vas a confundir al usuario.

9 No todo es verde o rojo

El verde y rojo está muy bien para dar un toque de árbol de navidad, pero el 8% de los varones y el 1% de las mujeres sufren daltonismo. Busca otros contrastes de color para tus visualizaciones.

Cuadro de mandos para daltónicos

10 No hagas mucho caso de todo esto

Todo lo que he comentado antes no es ley y no deberías hacerme mucho caso si no quieres, porque un cuadro de mandos requiere de tu creatividad y si el diseño de tu cuadro de mandos te funciona a ti y el resto de usuarios es que has hecho un gran trabajo 🙂